martes, 8 de agosto de 2017

Noche de luna







Me asomaré en esta noche blanca
a la magia que emerge de la luna,
libaré su reflejo duna a duna
y absorberé en mi piel su savia franca.

Y sentiré cómo su hechizo arranca
delirios de esplendor que el alma acuna
y alcanzaré, ¡dichosa la fortuna!,
raptos de amor bajo su luz estanca.

Reverberá la pálida palmera,
sonreirá en dorado desafío,
acogerá feliz la áurea esfera

y bañará de ardor y desvarío
nuestra pasión, en clara primavera,
de noche, fuego, luna, luz y brío.
                                               (MjH)

domingo, 30 de julio de 2017

Vivir a tientas











Vivir
a tientas,
sin fundamento.

Franquear la vida,
fabricar recuerdos,
perseguir quimeras
arañando sueños.

Vivir
a ciegas,
sin instrumentos.

Arrancar de cuajo
los matojos secos,
asirse al pretil
de dulces momentos.

Vivir
a bulto,
no echar cimientos.

Y aspirar soñando
el vivir eterno
y sobrellevar
el mañana incierto.

Vivir
a locas,
con desconcierto.

Buscar en los bosques
de celajes densos,
oriente atinado
en el universo.

Vivir
a medias,
con desconsuelo,

en ahogada espera
y en sordo silencio
sin desentrañar
el quid del misterio.

Vivir
sin fe,
sin Dios ni credo.

Deambular sin rumbo
por dédalos negros
y el alma anegada
de hondo desaliento.

Vivir
y morir:
algoritmo cierto.
              (MjH)









viernes, 28 de julio de 2017

Recuerdos





Lo que yo sé es que hoy vaga mi memoria
por dulces lagos de agua cristalina,
vida que fue serena y cantarina,
llena de fe en humana trayectoria.

Lo que yo sé del ser y de mi historia,
vívido río de aura matutina,
me alienta el alma de esencia coralina
y la transporta a trote de victoria.

Recuerdos son de hechos deleitables,
blanco camino de exiguo recorrido,
instantes son de amor inolvidables,

momentos son que ya se han consumido
en la inquietud de horas imparables,
dejando el corazón adormecido.
                                             (MjH) 

jueves, 27 de julio de 2017

Desilusión




Caballo que al trote
por pradera avanza
asalta mi vida
con muy fiera saña.

El duro galope
de veloz punzada
lastima el silencio
de la madrugada.

La dulce quimera
emprende su marcha,
se va consumiendo
en la mar amarga.

Leve el espejismo,
fue la ilusión vaga,
que el alba encumbró
para derrocarla.
  
Y en la lejanía
despliega sus alas
el ave siniestra
de la destemplanza.
                   (MjH)


lunes, 12 de junio de 2017

Se esfumó el olor...






Se esfumó el olor
de la bella rosa,
se acalló el rumor
de notas canoras
de los mirlos blancos,
que en las ramas posan,
se marchó buscando
cobijo en las sombras
la cálida brisa,
suave y mimosa,
y el caudal del río
detuvo su ronda
cuando la ancha noche
desplegó sus olas
sobre el campo gris
y la ciudad sorda.
Se quedó en suspenso,
quieta y silenciosa,
la Naturaleza
ansiando la aurora,
dormida en su lecho
de pálidas hojas.
Un calmo mutismo
por el prado boga.

Sólo atroz un lamento,
que la paz le roba,
estremece el campo,
el aire corona
de negros suspiros
con  negra areola.
Una margarita
con el alma rota
derrama su esencia
de ocre corola
entre los olivos
y las amapolas.
No hay estrella lúcida
no hay luna redonda,
que apaguen su pena
mustia, melancólica.
Solloza abatida,
gime quejumbrosa
por su soledad,
hosca y tenebrosa,
esperando inquieta,
dolida y llorosa,
que el día despunte
y extienda su alfombra
de dorados rayos
y doradas blondas
para que sus ojos
hallen codiciosa
los ojos radiantes
del que la enamora,
para que sus noches
lúgubres, penosas,
lozanas se vuelvan
con el sol que asoma
y enterrar sus lágrimas
de negra congoja
en  bruñidos lagos
de alegría gozosa.

Mustia margarita,
no sientas zozobra
ni males de amores,
tranquila reposa
en el blando prado,
ufana y ociosa,
que llegará el alba
con su blanca toca
y tu fiel amante
de aura luminosa
pronto nacerá
y no estarás sola.

¡Tú no desesperes,
margarita hermosa!
             (MjH)




miércoles, 10 de mayo de 2017

Sendas de luz y de sombra






Sendas de luz y de sombra
se deslizan sin descanso
por el hálito intangible
del transcurrir cotidiano.

De sombra y luz esas sendas
penetran por los costados,
como agudos alfileres,
y a hierro te van marcando.

Entreveradas sus chispas
el sentir van  perforando
y transitan por misterios,
sueños, gozos y quebrantos.

Sendas de luz y de sombra
asaltan todos los flancos
con sus risas de alegría
y sus lágrimas de llanto.

De sombra y luz esas sendas
en silencio están forjando
el alma del caminante
y las huellas de sus pasos.
  
Y entre soles y penumbras
se va la vida pasando
y el corazón se columpia
en trapecios desbocados.

¡Sendas de luz y de sombra
por llanuras y barrancos,
claroscuros inquietantes,
al hombre siempre acechando!

                                (MjH)

lunes, 13 de marzo de 2017

EN AZUR





                                                En homenaje a Rubén Darío, padre del Modernismo.

"ni los cisnes unánimes en los lagos de azur"
R. Darío


Manso sosiego en un día azulino,
errante Ulises por venas confiadas
al recorrer campiñas irradiadas
con placidez de garzo pergamino.

Alegre el sol persigue mi camino
cruzando un mar de nubes desgajadas
e inocula en índigas explanadas
un bienestar sereno y cristalino.

 ¡Quietud azul de bella melodía
del canto zarco de un feliz jilguero,
ondas de azur de jugosa ambrosía!

¡Celeste paz sobre el añil cimero,
nítida alma de marina armonía
en el regazo de un marzo lisonjero!
                                     (MjH)